La Red Universitaria

9 consejos para trabajar en la universidad

Trabajar mientras todavía estás en la universidad puede brindarte experiencia laboral del mundo real, una cualidad que hace que los estudiantes sean mucho más deseables a los ojos de los empleadores.

Sin embargo, trabajar a tiempo parcial e ir a la escuela no es tarea fácil. Es todo un desafío equilibrar el trabajo y la escuela, sin mencionar tratar de hacer espacio para otras personas en su vida social. Pero, con suficiente planificación, trabajo duro y disciplina, todo es posible.

Aquí hay nueve consejos Para ayudarte a equilibrar el trabajo y la escuela. Para facilitar la digestión, he dividido estos consejos en tres categorías: programación, rendimiento y recreación.

Parte I - Programación

1 / Planifica tu horario

Lo primero es lo primero, comprar un calendario y un planificador. Estos te ayudarán de manera exponencial a la hora de planificar la semana e incluso el mes. Tener un horario preciso, organizado y escrito hará que su vida sea mucho más fácil a medida que decida cuándo encajar la tarea de su semana en el horario de su clase y los turnos en el trabajo. También es importante mantener su horario bastante flexible. Si surgen cosas, como crisis en el trabajo, tareas desafiantes o recados de último momento, querrá poder cambiar su tarea a un horario más cómodo.

2 / Entra en una rutina

Tener una rutina es más que tener un horario. Es su régimen diario lo que determina cómo pasará su día de principio a fin. Levantarse temprano a una hora constante, así como acostarse a una hora regular, son dos maneras fantásticas de comenzar su rutina. Tu ritmo circadiano estará en un gran lugar, y tu cuerpo te lo agradecerá. Despertarse de forma natural, con energía completa, antes de que suene la alarma, le hará maravillas y recorrerá un largo camino para su productividad por el resto del día. A partir de ese momento, es importante ser coherente al completar su tarea y realizar otras actividades. Recuerda: La repetición es clave.

3 / No procrastinar

La parte más difícil es evitar la dilación tanto como sea posible. Créeme cuando digo lo fácil que es distraerse. Sé de primera mano lo tentador que es evitar hacer la tarea a mano tanto como sea posible. Sin embargo, es crucial no dejar que esas distracciones superen su ética de trabajo. Una demasiada interrupción de su trabajo puede obstaculizar su rendimiento, haciendo que su trabajo sea más lento. Una tarea que deberías haber completado en una hora ahora toma el doble de tiempo. Esto significa que tiene menos tiempo para sus otros proyectos, lo que puede reducir significativamente la calidad de sus tareas.

Parte II - Rendimiento

4 / Encuentra un espacio de estudio tranquilo

Encuentre un lugar tranquilo para estudiar donde no haya distracciones ruidosas para molestarlo mientras completa su trabajo. Con un buen espacio de estudio, puedes enfocar todo tu cerebro en la tarea en cuestión. Sin embargo, admito que estar solo en un rincón tranquilo y tranquilo puede ser un lugar incómodo, lleno de ruidos y distracciones. Por eso recomiendo un lugar donde otras personas también busquen sentarse y realizar la mayor cantidad de trabajo en el tiempo que sea posible, como una biblioteca o una cafetería.

5 / Toma notas geniales

Ser capaz de tomar notas que repasen de manera efectiva los puntos clave y los detalles que su profesor discutió en clase le ayudará mucho al éxito mientras estudia. Ser capaz de escribir notas legibles, concisas y organizadas lo ayudará exponencialmente cuando revise sus notas para exámenes y trabajos. Esto significa que estudiar para los exámenes será mucho más eficiente, lo cual es bueno teniendo en cuenta que su trabajo lo presiona con el poco tiempo que tiene.

6 / Hable con sus profesores

Una buena relación con sus profesores puede ser una gran ventaja debido a sus limitaciones de tiempo y a su apretada agenda. Los profesores están ahí para ayudarte cuando no entiendes el material actual de la clase, por lo que solo te conviene utilizarlos. Tener una buena relación con su profesor también significa que si el trabajo o algún otro problema aparece y le impide completar una tarea o tomar un examen, puede llegar a un acuerdo con su profesor y resolver el problema.

Parte III - Recreación

7 / Estar activo

Una de las formas mejores y más saludables de lidiar con mucho estrés es estar físicamente activo. Hacer ejercicio es una excelente manera de mantener el cuerpo en movimiento y la circulación sanguínea, especialmente si pasa todo el día sentado en el trabajo, en clase y mientras estudia. Hacer ejercicio también es ideal para tu salud física, que va en sintonía con tu salud mental. Y las endorfinas y otras sustancias químicas que libera tu cuerpo, mientras trabajas, son conocidas por reducir la depresión, el estrés y la ansiedad.

8 / Eat más saludable

Comer los alimentos adecuados también es una parte importante de la reducción del estrés. La combinación correcta de alimentos saludables es conocida por aliviar el cuerpo de presión y ayudar a energizar el cuerpo por largos períodos de tiempo. Trate de mantenerse alejado de las grasas saturadas y la comida chatarra, sin importar cuán tentadores sean para comer. Los alimentos como frutas, verduras, grasas insaturadas y proteínas magras son mejores para usted.

9 / Duerma lo suficiente

Dormir es fundamental para su salud y probablemente sea lo más importante en esta lista que lo ayudará a estresarse menos. Ni siquiera puedo comenzar a describir cuán importante es el descanso. Dormir es cómo recargar las "baterías", más que la comida y el ejercicio. La cantidad de sueño que duermes (y no la cantidad de café que consumes) determinará tu rendimiento durante el resto del día. De hecho, los estudios muestran que la falta de sueño puede ser peligrosa para su bienestar. Entonces, ¿cuánto necesitas? El informe del sueño recomienda entre 7 y 9 horas de sueño por noche para aquellos entre 18 y 25 años. UN Estudio de Stanford descubrió que las horas de sueño nocturno de 10 ayudan a los atletas universitarios a alcanzar su máximo rendimiento. Por lo tanto, asegúrese de administrar su horario y dormir lo suficiente.

En conclusión, si bien equilibrar el trabajo y la escuela es un desafío, de ningún modo es imposible. Con la cantidad correcta de disciplina, puede convertirse en una máquina cuando se trata de la forma en que trabaja, estudia y vive su vida diaria. Si sigue estos pasos, no tendrá problemas para dominar su trabajo y sus estudios. ¡Buena suerte, adictos al trabajo!

La Red Universitaria