La Red Universitaria

¿Cómo ayuda la tutoría a los estudiantes a mejorar sus calificaciones?

Las sesiones regulares de tutoría pueden ayudar a los estudiantes a mejorar sus calificaciones de innumerables maneras. Muchos estudiantes reciben asistencia ocasional con la tarea o tutoría individual, pero pocos la incorporan a su horario semanal y reciben tutoría de manera regular.

La tutoría efectiva es más que solo ayuda con la tarea. Los mejores tutores pueden guiar a sus estudiantes a través del proceso de aprender nueva información para que desarrollen habilidades de resolución de problemas y pensamiento para tener éxito independientemente de la tutoría.

Se ha demostrado que la tutoría tiene un impacto significativo en la tarea y en las calificaciones de los exámenes, pero también puede proporcionar a los estudiantes beneficios intangibles, como una fuerte ética de trabajo, una mejor actitud hacia los temas desafiantes y una menor ansiedad por los exámenes.

Así es como la tutoría puede ayudar a los estudiantes a mejorar sus calificaciones y rendimiento en la escuela.

Coordinar lecciones con el currículo escolar.

Una de las principales ventajas de contar con tutoría privada es tener la oportunidad de aprender más que la carga estándar del curso. Con instrucción privada, los estudiantes pueden avanzar en el programa de estudios y comenzar a trabajar en conceptos antes que el resto de su clase. Avanzar en el plan de estudios prepara mejor a los estudiantes para comprender conceptos difíciles cuando surjan. Esto les dará a los estudiantes una ventaja en los exámenes y hará que sea más fácil mantenerse al día con sus compañeros.

Para los estudiantes que no están listos para avanzar en los cursos, la tutoría les brinda la oportunidad de trabajar a través de conceptos con los que están luchando y puede ayudar a reforzar aquellos en los que se sienten seguros.

Se ha demostrado que coordinar las sesiones de tutoría con el currículo escolar ayuda a los estudiantes en riesgo. aprender y retener conceptos. Los estudiantes con tendencia a quedarse atrás en clase a menudo se beneficiarán de la orientación enfocada que reciben en las sesiones de tutoría.

Practicando hábitos de estudio efectivos

Los tutores no solo ayudan a los estudiantes con material de aprendizaje, sino que también pueden ayudarlos a desarrollar hábitos de estudio efectivos. 

“El diccionario define a un tutor como una persona que le da a un individuo, o en algunos casos a un grupo pequeño, instrucción. No estoy satisfecha con la definición ", escribió Halina Goetz, profesora asistente de matemáticas en la Universidad Chapman, en una entrada de blog. "Agregaría que el propósito de la tutoría es ayudar a los estudiantes a ayudarse a sí mismos, y ayudarlos o guiarlos hasta el punto en que se conviertan en aprendices independientes y, por lo tanto, ya no necesitan un tutor".

En otras palabras, un tutor fuerte podrá proporcionar a sus estudiantes atención individualizada, así como hábitos de estudio sólidos y habilidades de comprensión que pueden ayudar a los estudiantes a mantenerse al día con los cursos y el material incluso después de que dejen de tomar clases particulares.

"La tutoría ofrece una experiencia de aprendizaje sistemática y estructurada de una manera más individualizada", agregó. “También mejora la autoestima, la actitud hacia el tema y el rendimiento académico del alumno, así como su crecimiento personal. Además de eso, la tutoría es un proceso de aprendizaje autodirigido y autodirigido ”.

No hay some evidence que la autodisciplina, no el material de curso avanzado o la tutoría, es el factor más importante en la educación. Sin embargo, un buen tutor podrá enseñar a los estudiantes a practicar y desarrollar habilidades relacionadas con la autodisciplina y la ética laboral. Estas habilidades pueden tener un efecto duradero en la educación de un estudiante e incluso en su éxito post-educativo.

Aprendiendo uno a uno

La principal ventaja de recibir tutoría es la oportunidad de trabajar constantemente uno a uno con su instructor. La instrucción individualizada permite a los estudiantes concentrarse en áreas de fortaleza y debilidad en todas las materias. Los tutores experimentados saben cómo trabajar con varios tipos de alumnos y pueden adaptar su estilo de enseñanza en consecuencia. Esto permite a los estudiantes aprender a un ritmo cómodo y pasar más tiempo en áreas donde luchan.

Varios estudios han demostrado que el tamaño de las clases puede elevar los puntajes de los exámenes de los estudiantes e incluso mejorar los resultados de los estudiantes en el futuro. Incluso la tutoría grupal puede ayudar a los estudiantes a desarrollar habilidades fuertes. En grupos pequeños y sesiones individuales, la atención enfocada que un tutor puede proporcionar tiene sus propias ventajas.

Como Robert Slavin, director del Centro de Investigación y Reforma en Educación de la Universidad Johns Hopkins, señaló en una entrada de blog, “La sesión de tutoría, ya sea uno a uno o uno a muy pequeño grupo, brinda a los estudiantes la atención indivisa de un adulto valioso que puede brindarles cuidados y atención personal en un grado que un maestro con 20-30 estudiantes no puede . "

Un estudio de 2017 de estudiantes de secundaria En las áreas pobres de Chicago se demostró que la tutoría individual de matemáticas puede tener efectos significativos en el rendimiento de los estudiantes, lo que resulta en puntajes más altos en las pruebas y calificaciones en matemáticas, y menos fallas en los cursos de matemática y no matemática. 

Aprendiendo de los compañeros

Métodos de tutoría basados ​​en la investigación. han demostrado ser particularmente eficaz para ayudar a los estudiantes a mejorar sus calificaciones y puntajes de exámenes, y la tutoría por parte de maestros y asistentes de enseñanza brinda a los estudiantes el mayor beneficio. Sin embargo, aunque la tutoría voluntaria es menos efectiva, principalmente debido a que los programas voluntarios enfrentan dificultades para tener voluntarios todos los días, no todos los estudiantes tienen acceso directo a tutores capacitados. 

Afortunadamente, se ha demostrado que la tutoría entre pares, en la cual los estudiantes sirven como tutores para otros estudiantes, tiene un impacto positivo en los estudiantes de todas las edades. 

Un estudio realizado por doctorados en la Universidad de Arizona demuestra que la tutoría entre pares puede proporcionar diversos beneficios a los estudiantes universitarios. El estudio, que siguió a los estudiantes en un curso de matemáticas en la universidad, encontró que la tutoría entre pares tuvo un impacto significativo en los puntajes de los exámenes finales de los estudiantes, independientemente del género, puntaje SAT, nivel de colocación de matemáticas y GPA de la escuela secundaria.

También hay la evidencia que la tutoría a una edad temprana puede reducir la probabilidad de derivación a educación especial y ayudar a prevenir el desarrollo de una discapacidad de aprendizaje.

Ayudar con la tarea

Ayudar con la tarea nunca debe ser el único trabajo de un tutor. Goetz señaló que en conversaciones con estudiantes que recibieron tutoría, descubrió que "demasiados padres y estudiantes equiparan a un tutor con una" máquina de tareas ". "

"El objetivo principal de la tutoría es ayudar a un alumno a convertirse en un aprendiz independiente de por vida", explicó. “Imitar los pasos mostrados por un tutor no ayudará a que un alumno se convierta en un aprendiz independiente y no le ayudará a aprender habilidades de pensamiento crítico.

Es cierto que la tutoría con demasiada frecuencia consiste únicamente en ayuda con la tarea. Sin embargo, la asistencia con la tarea puede beneficiar a muchos estudiantes que no reciben asistencia de sus padres, hermanos o compañeros con la tarea. Los estudiantes que no reciben ayuda en casa pueden tener dificultades en comparación con sus compañeros que sí reciben alguna orientación con su tarea.

Obtener ayuda adicional con la tarea puede ayudar instantáneamente a los estudiantes a mejorar sus calificaciones. Sin embargo, los tutores deben hacer más que simplemente caminar a sus alumnos, paso a paso, a través de los problemas. Por el contrario, los estudiantes deben esperar que sus tutores les ayuden a trabajar a través de conceptos desafiantes y les enseñen habilidades de pensamiento crítico y resolución de problemas que los ayudarán a resolver los problemas de manera independiente.

Aprender estrategias para tomar exámenes

Una de las formas más tangibles en que los tutores pueden ayudar a sus estudiantes a mejorar sus calificaciones es enseñándoles técnicas y estrategias para tomar exámenes. 

Conocimiento y dominio de las estrategias para tomar exámenes y resolver problemas. correlacionar positivamente con rendimiento en los exámenes y reducción de la ansiedad ante los exámenes. Los estudiantes con menos conocimiento práctico de las estrategias para tomar exámenes tienden a tener peores calificaciones y más ansiedad por los exámenes.

El aprendizaje de estrategias prácticas no solo puede ayudar a mejorar las calificaciones de los estudiantes, sino que también puede mejorar su confianza en los exámenes y ayudar a comprender cómo trabajar con material desconocido.

Mejora de la actitud y la percepción de la escuela.

Además de los beneficios educativos de la tutoría, hay evidencia esa tutoría directa puede ayudar a mejorar la actitud de los estudiantes hacia el tema que cubren. Los mejores tutores ayudan a sus alumnos a desarrollar un sentido de confianza y comodidad con los académicos. 

Los tutores pueden enseñar a sus estudiantes habilidades efectivas de aprendizaje de procedimientos. En otras palabras, un buen tutor mostrará a sus alumnos cómo aprender por sí mismos. La capacidad de buscar información, investigar y trabajar a través de conceptos difíciles de forma independiente no solo son habilidades educativas valiosas, sino también habilidades valiosas para la vida.

Conclusión

La tutoría puede tener varios beneficios para los estudiantes que se están quedando atrás en clase, desean mejorar sus calificaciones o les gustaría reforzar su conocimiento con habilidades para tomar exámenes. Más que solo ayuda con la tarea, la tutoría efectiva puede ayudar a los estudiantes a desarrollar hábitos y capacidades de pensamiento crítico que durarán toda la vida.

La Red Universitaria